Se anuló la condena por asesinato de Justin Ross Harris, padre de Georgia que dejó a su hijo pequeño en un auto caliente

La Corte Suprema de Georgia revocó el miércoles la condena por asesinato de un padre de Georgia condenado a cadena perpetua después de dejar a su hijo de 22 meses en un automóvil caliente, un sorprendente giro de los acontecimientos en un caso que fue noticia internacional.

El presidente del Tribunal Supremo, David Nahmias, escribió en una opinión que una “gran cantidad de evidencia admitida incorrectamente” presentada durante el juicio de Justin Ross Harris en 2016 afectó el veredicto de culpabilidad del jurado. Algunas de esas pruebas incluían imágenes gráficas y detalles sobre las aventuras extramatrimoniales de Harris.

“Gran parte de esta evidencia fue, en el mejor de los casos, marginalmente probatoria de los presuntos delitos contra Cooper, y gran parte de ella fue extrema e injustamente perjudicial. No podemos decir que es muy probable que la evidencia admitida indebidamente no haya afectado los veredictos de culpabilidad que el jurado. devuelto por los cargos que involucran a Cooper”, dijo Nahmias.

“Si el apelante es declarado culpable de esos delitos, tendrá que ser por un jurado que no esté contaminado por ese tipo de evidencia. Por estas razones, revocamos las condenas del apelante por los cargos relacionados con Cooper”.

Harris fue declarado culpable de homicidio doloso y otros cargos por la muerte de su hijo Cooper, el 18 de junio de 2014, a quien dejaron en el Hyundai Tucson de Harris durante siete horas bajo un calor sofocante mientras el padre estaba en el trabajo.

Justin Ross Harris y su hijo Cooper
Justin Ross Harris y su hijo Cooper.Facebook a través de WXIA

El caso y el juicio atrajeron la atención internacional cuando los fiscales argumentaron que Harris dejó al niño en el automóvil a propósito. Dijeron que Harris, que estaba casado en ese momento, quería deshacerse de la responsabilidad de los padres para poder buscar relaciones sexuales con prostitutas y mujeres que había conocido en línea.

Los fiscales le dijeron al jurado que Harris también había enviado mensajes de texto sexualmente explícitos a varias mujeres y niñas menores de edad, incluidos algunos que se enviaron el día en que murió Cooper. La esposa de Harris, Leanna Taylor, finalmente solicitó el divorcio. Nunca ha sido acusada de ningún delito.

El día de la muerte del niño, se suponía que Harris dejaría a su hijo en la guardería antes de ir a trabajar a Home Depot en los suburbios de las afueras de Atlanta. La pareja desayunó en Chick-fil-A, según los fiscales, y luego Harris se dirigió al trabajo.

Harris descubrió que su hijo todavía estaba en el auto después de salir del trabajo. La causa de la muerte de Cooper figuraba como hipertermia.

Sus abogados argumentaron durante el juicio que Harris olvidó que su hijo estaba en el auto porque cambió su rutina matutina.

Además de homicidio doloso, Harris también fue condenado por homicidio grave, crueldad con niños en primer y segundo grado, explotación sexual y difusión de material nocivo para menores. Fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

La Corte Suprema confirmó las condenas por intercambiar mensajes de texto e imágenes lascivos con una niña menor de edad, señalando en la opinión que los fiscales “demostraron de manera convincente que el apelante era mujeriego, pervertido e incluso un depredador sexual”. Sin embargo, afirmó que esos crímenes no “respondieron a la pregunta clave de la intención del apelante cuando se alejó de Cooper”.

Harris ahora puede buscar un nuevo juicio relacionado con el asesinato de su hijo. Carlos J. Rodríguez, abogado de Harris, celebró la noticia.

“Estamos encantados de que la Corte Suprema de Georgia haya revocado las condenas por asesinato de Ross, pero no se equivoquen: esta decisión no es una sorpresa. La evidencia inadmisible puede llevar a los jurados a condenar injustamente a una persona inocente. La decisión de hoy refleja los mismos puntos que hicimos para el juez de primera instancia, y teníamos razón. Ojalá el tribunal de primera instancia hubiera escuchado”, dijo en un comunicado.

Leave a Comment