La búsqueda del FBI en la casa de Trump en Mar-a-Lago está vinculada a material clasificado, dicen las fuentes

Un alto funcionario del gobierno le dijo a NBC News que el FBI estuvo en Mar-a-Largo “la mayor parte del día” y confirmó que la orden de registro estaba relacionada con los Archivos Nacionales.

Trump este año tuvo que devolver 15 cajas de documentos que fueron indebidamente sustraídos de la Casa Blanca, dijo en febrero la Administración Nacional de Archivos y Registros, o NARA.

“A mediados de enero de 2022, NARA organizó el transporte desde la propiedad Trump Mar-a-Lago en Florida a los Archivos Nacionales de 15 cajas que contenían registros presidenciales, luego de conversaciones con los representantes del presidente Trump en 2021”, dijeron los Archivos Nacionales en una declaración del 7 de febrero.

El mismo mes, la Administración Nacional de Archivos y Registros solicitó al Departamento de Justicia que examinara si el manejo de los registros de la Casa Blanca por parte de Trump violaba la ley federal, una historia reportada por primera vez por The Washington Post y posteriormente confirmada por fuentes de NBC News.

El New York Times informó por primera vez el lunes que el FBI se centró en los materiales de los Archivos Nacionales.

Apenas unas horas antes de que los agentes registraran la residencia de Trump, el FBI notificó al Servicio Secreto sobre los planes de la oficina para ejecutar la orden judicial, según un funcionario del Servicio Secreto. El Servicio Secreto facilitó el acceso a la propiedad, dijo el funcionario, pero no participó en ningún aspecto de la búsqueda.

En la sede del Departamento de Justicia, un portavoz se negó a comentar. Un funcionario de la oficina de campo del FBI en Washington también se negó a comentar, y un funcionario de la oficina de campo del FBI en Miami también se negó a comentar.

Un alto funcionario encargado de hacer cumplir la ley en Florida confirmó que hubo “actividad de aplicación de la ley” en Mar-a-Largo el lunes.

La Casa Blanca dijo que no recibió un aviso.

“No teníamos notificación de la acción informada y lo remitiríamos al Departamento de Justicia para obtener información adicional”, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

Trump no está en Mar-a-Lago, su residencia de invierno. A menudo pasa los veranos en el Trump National Golf Club Bedminster en Nueva Jersey.

La búsqueda del FBI se produjo días después de que el fiscal general Merrick Garland le dijera a NBC News que la “investigación de mayor alcance” en la historia del Departamento de Justicia estaba examinando no solo a los alborotadores que invadieron el Capitolio y atacaron físicamente a los oficiales, sino también si alguien era “criminalmente responsable de interferir con la transferencia pacífica del poder de una administración a otra”.

La búsqueda de la propiedad de Trump en Mar-a-Lago se produjo poco más de seis años después de otra acción del FBI en torno al material clasificado que preparó el escenario para la victoria de Trump en el Colegio Electoral de 2016: la conferencia de prensa del exdirector del FBI James Comey del 5 de julio de 2016 sobre el rival demócrata de Trump, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

Comey, que rompió con el protocolo del Departamento de Justicia, declaró en ese momento que Clinton y sus colegas fueron “extremadamente descuidados en el manejo de información muy delicada y altamente clasificada”, aunque dijo que los hechos no respaldaban la presentación de cargos penales.

Trump fue un crítico persistente del manejo de material clasificado por parte de Clinton, afirmando en 2016 que era “el mayor escándalo político desde Watergate”. Fue el manejo de Comey del asunto de Clinton lo que se usó como justificación para la decisión de Trump de despedir a Comey. Trump eventualmente reemplazó a Comey con Christopher Wray. Se mantiene en el cargo.

Decenas de vehículos, muchos adornados con “Trump 2020” y banderas estadounidenses, estaban estacionados en las afueras de Mar-a-Lago el lunes por la noche en una aparente muestra de apoyo al expresidente.

Mientras tanto, los republicanos apoyaron al líder de facto de su partido, que está sopesando otra candidatura a la presidencia.

Leave a Comment