60 curadores, 1 espectáculo: los nativos americanos eligen su cerámica favorita

SANTA FE, NM (AP) — Las voces y el arte de los nativos americanos están en el centro de una nueva exposición itinerante de cerámica de arcilla de la región de los indios pueblo del suroeste de Estados Unidos, ya que las principales instituciones de arte se remiten cada vez más a las comunidades tribales para las exhibiciones de arte ancestral y artefactos

En total, 60 artistas nativos americanos, profesionales de museos, narradores y líderes políticos colaboraron para curar la exposición.

Cada uno eligió algunas de sus piezas favoritas de colecciones institucionales en Nuevo México y Nueva York que no siempre diferían de las perspectivas indígenas. Declaraciones personales ya veces poesía acompañan a la cerámica de barro.

Entre los muchos curadores, Tara Gatewood, una locutora y una voz familiar en el país indio del programa de radio diario “Native American Calling”, eligió un frasco ancestral decorado con flechas enroscadas que se creó hace aproximadamente 1,000 años.

Para la exposición, Gatewood planteó algunas preguntas sinceras al creador anónimo de la olla.

“¿Tu sangre es mía?” ella dijo. “¿Dónde más, más allá de la superficie de este recipiente, aparecen tus huellas dactilares en el plano de mi propia vida?”

La exposición “Cerrados en arcilla ” debutó el 31 de julio en el Museo de Arte y Cultura Indígena de Santa Fe. Viaja el próximo año al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, antes de paradas adicionales en el Museo de Bellas Artes de Houston y el Museo de Arte de Saint Louis.

La mayor parte de las aproximadamente 110 piezas de cerámica de la exhibición se tomaron prestadas del Centro de Investigación de Artes de la India, una vez reservado para académicos y arqueólogos visitantes, en el campus de la centenaria Escuela de Investigación Avanzada.ubicado en medio de un próspero barrio de Santa Fe de casas estucadas.

Se han estado realizando esfuerzos en el centro durante más de una década para cambiar la forma en que se cuidan, exhiben e interpretan el arte y los artefactos indígenas, bajo la guía y colaboración de las comunidades nativas.

Los cambios se iniciaron bajo Cynthia Chavez Lamar, recientemente nombrada directora del Museo Nacional del Indígena Americano con sede en Washington, DC El esfuerzo también creó un conjunto de pautas para la colaboración. que puede ayudar a las comunidades nativas americanas de todo el mundo a comunicarse y generar confianza con los museos.

Los curadores de “Grounded in Clay” provienen de las 19 comunidades nativas americanas de Nuevo México, la comunidad del oeste de Texas de Ysleta del Sur y la tribu Hopi de Arizona.

Incluyen una variedad de alfareros, joyeros, fabricantes de cuentas, diseñadores de moda y profesionales de museos, entre ellos, el escultor Cliff Fragua, quien creó la imagen del líder de la revuelta del pueblo de 1680, Po’pay, que se encuentra en el National Statutory Hall en el Capitolio de los EE. UU.

Elysia Poon, quien dirigió el proceso de curaduría durante más de dos años, recorrió la galería del museo durante los toques finales antes de la apertura.

“Tratamos de asegurarnos de que la voz de todos esté representada de alguna manera”, dijo Poon, director del Centro de Investigación de Artes Indígenas. “Está en la etiqueta, o en la cita aquí arriba, o en ese panel. Está en forma de poesía, otros están en prosa, otros son un poco más abstractos en su forma de escribir. Algunos realmente reflexionan sobre la vasija en sí… o recuerdos borrosos de crecer alrededor de la cerámica, cómo esta vasija inspira memoria”.

Las tradiciones de alfarería de Pueblo se basan en enrollar hebras de arcilla en una variedad de formas y tamaños, sin una rueda de alfarero giratoria. Las ollas, platos o figurillas a menudo se cuecen cerca del suelo dentro de hornos al aire libre improvisados.

Brian Vallo, consultor de museos metropolitanos y gobernador de Acoma Pueblo de 2019 a 2021, eligió dos piezas para la nueva exposición itinerante, ambas con vínculos inconfundibles con Acoma.conocida por su “ciudad del cielo” en la cima de una mesa y cientos de artistas y artesanos contemporáneos.

Los encontró en la Fundación Vilcek, con sede en Nueva York, participante en el programa itinerante.

Él dice que algo hermoso y refrescante espera a los visitantes experimentados del museo y a los turistas curiosos.

“Son las voces de los nativos, e incluso son los elementos los que seleccionan los propios nativos, no las instituciones”, dijo Vallo. “Apreciarán que estas culturas sobrevivieron y están prosperando, y que el espíritu creativo de nuestra gente está muy vivo”.

Leave a Comment