17 desaparecidos y decenas de heridos por incendio en granja de tanques de petróleo en Cuba

LA HABANA — Un incendio provocado por la caída de un rayo en una instalación de almacenamiento de petróleo se desató el sábado en la ciudad de Matanzas, donde cuatro explosiones y llamas dejaron casi 80 heridos y 17 bomberos desaparecidos, informaron las autoridades cubanas.

Los bomberos y otros especialistas todavía intentaban sofocar el incendio en la Base de Superpetroleros de Matanzas, donde comenzó el fuego durante una tormenta eléctrica el viernes por la noche, tuiteó el Ministerio de Energía y Minas. El gobierno dijo más tarde que había pedido ayuda a expertos internacionales en “países amigos” con experiencia en el sector petrolero.

El vicecanciller Carlos Fernández de Cossío dijo que el gobierno de Estados Unidos había ofrecido ayuda técnica para sofocar el incendio. En su cuenta de Twitter dijo que la “propuesta está en manos de especialistas para la debida coordinación”.

Minutos después, el presidente Miguel Díaz-Canel agradeció los ofrecimientos de ayuda de México, Venezuela, Rusia, Nicaragua, Argentina y Chile.

La agencia oficial cubana de noticias dijo que un rayo golpeó un tanque, provocando un incendio, y el incendio se propagó luego a un segundo tanque. Mientras helicópteros militares sobrevolaban arrojando agua sobre las llamas, una densa columna de humo negro salió de las instalaciones y se extendió hacia el oeste más de 100 kilómetros (62 millas) hacia La Habana.

Roberto de la Torre, jefe de operaciones contra incendios en Matanzas, dijo que los bomberos estaban rociando agua en tanques intactos tratando de mantenerlos frescos con la esperanza de evitar que el fuego se propague.

La página de Facebook del gobierno provincial de Matanzas dijo que el número de heridos llega a 77, mientras que 17 personas están desaparecidas. La Presidencia de la República dijo que los 17 eran “bomberos que estaban en la zona más cercana tratando de evitar la propagación”.

Siete de los heridos fueron trasladados al Hospital Calixto García de La Habana, que cuenta con una destacada unidad de quemados.

El accidente se produce cuando Cuba lucha con la escasez de combustible. No hubo noticias inmediatas sobre cuánto petróleo se había quemado o estaba en peligro en la instalación de almacenamiento, que tiene ocho tanques gigantes que contienen petróleo utilizado para alimentar plantas generadoras de electricidad.

“Estaba en el gimnasio cuando sentí la primera explosión. Una columna de humo y fuego terrible se elevó por los cielos”, dijo el residente Adiel González a The Associated Press por teléfono. “La ciudad tiene un fuerte olor a azufre”.

Las autoridades dijeron que unas 800 personas fueron evacuadas del vecindario de Dubrocq más cercano al incendio, mientras que González agregó que algunas personas decidieron abandonar el distrito de Versailles, que está un poco más lejos del parque de tanques.

Muchas ambulancias, policías y camiones de bomberos fueron vistos en las calles de Matanzas, una ciudad de unos 140.000 habitantes que se encuentra en la Bahía de Matnzas.

Díaz-Canel viajó al área del incendio la madrugada del sábado, dijeron las autoridades.

El meteorólogo local Elier Pila mostró imágenes satelitales del área con una densa columna de humo negro que se movía desde el punto del incendio hacia el oeste y llegaba al este hasta La Habana.

“Ese penacho puede tener cerca de 150 kilómetros de largo”, escribió Pila en su cuenta de Twitter.

———

Andrea Rodríguez on Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP

Leave a Comment